Materiales en contacto con los alimentos

Materiales en contacto con los alimentos

¿Qué significa materiales en contacto con los alimentos? ¿Qué tipo de empresa los comercializa?

Material en contacto con los alimentos es todo aquel material que encontraremos en contacto con los alimentos, como por ejemplo, las figurillas de los pasteles de bodas, los pollitos  y plumas de las monas de pascua,  los cartones que sustentan  bollería y pastelería diversa, así como film, papel o envases  para protección de alimentos.

 

Son también materiales en contacto los adhesivos, colas y pastas de engomado , tintas de impresión de papel o cartón, pinturas, barnices para papel , cartón o plástico, y materiales como  cerámica, vidrio, metales, madera, corcho, cera, tripas artificiales (para embutidos), materiales plásticos reciclados, materiales inteligentes , resinas, siliconas y cualquier otro material que podamos encontrar recubriendo, protegiendo o sustentando alimentos, así como su material de embalaje.

Las empresas que comercializan este tipo de material están clasificadas en la clave 30 del Registro General Sanitario de Alimentos.

Pero, ¿Todas las empresas que comercializan este tipo de materiales deben solicitar Registro General Sanitario o RGS?

No todas deben hacerlo, solo aquellas que  los fabrican o los transforman, en este caso se dice que la última empresa que manipula el material es la que debe solicitar el RGSAA, así como los importadores de materiales.

El resto de empresas, aunque no deben solicitar el RGS, si están obligados a cumplir un Código de Buenas Prácticas, con la finalidad de comercializar productos que muestren unos mínimos de calidad higiénico-sanitaria, puesto que acompañan a los productos alimenticios.

Aunque nos parezca imposible, los componentes químicos de estos materiales sufre un proceso que llamamos migración de componentes, que significa que pueden moverse desde los materiales hasta los alimentos, y si la cantidad que migra es superior a los baremos legales existentes para algunos de los compuestos, podrían contaminar químicamente el alimento y convertirlo en no apto para consumo.

Es por ello que este tipo de empresas son consideradas sanitariamente de la misma manera que si elaboraran alimentos, puesto que los productos fabricados o transformados pueden influir claramente en la seguridad alimentaria del consumidor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

+ 67 = 69