10 Maneras de llevar una vida más saludable

10 Maneras de llevar una vida más saludable

Pirámide alimentación saludable. Harvard
Pirámide de la alimentación saludable

Siempre buscamos la manera de hacer nuestra vida más saludable, de mejorar el día a día, pero no sabemos muy bien cómo hacerlo y nos fiamos de todo lo que dicen o lo que vemos.

No todo es lo que parece,  y no hemos de dejar influenciarnos por información dudosa.

Estos pasos a seguir te ayudarán en el proceso de contribuir a tener una vida más sana y próspera.

 

1.    Alimentación equilibrada

Hemos de seguir una alimentación equilibrada para obtener todos los nutrientes necesarios con la finalidad de cubrir todas las necesidades para que nuestro cuerpo pueda desempeñar sus funciones.

Para ello deberíamos tener en cuenta una de las guías más completas nutricionalmente como es el plato de Harvard, el cual es creado por expertos con el fin de implementar comidas saludables y balanceadas.

El plato de Harverd consiste en repartir la ingesta diària en cuatro partes:

  • Verdura y vegetales
  • Frutas
  • Cereales
  • Proteínas

Esto nos ayuda a planificar los alimentos que hemos de consumir  de forma diaria y las cantidades necesarias de cada uno de ellos.

Con esta guía podremos hacer mucho más equilibrada nuestra alimentación y en consecuencia llevar un estilo de vida más saludable.

2.    Tener una buena hidratación

La hidratación es esencial para la regulación de nuestro organismo y para que este contribuya eficientemente en todas las funciones que debe realizar.

Siempre se ha recomendado la ingesta de dos litros de agua al día aproximadamente, pero nunca ha quedado muy claro en qué momento del día hay que llevar a cabo estas ingestas.

Siempre es preferible tomar un vaso de agua en ayunas para poner en funcionamiento todo nuestro organismo con el fin de que vaya regulando todos los procesos necesarios durante el día.

También podríamos decir que la ingesta de un vaso de agua antes de comer y otro después nos ayudará a realizar la digestión y tendremos la sensación de una mayor saciedad, con lo que evitamos comer más de la cuenta.

A veces la sensación de sed se puede confundir con hambre, pero realmente lo único que hace falta es llevar una buena hidratación para así regular y controlar la alimentación.

Aunque tampoco has de seguir las indicaciones tan estrictamente, ya que cada persona tiene diferentes niveles de saciedad y de necesidades a la hora de hidratarse; la cuestión es que bebas agua y te mantengas siempre hidratado.

3.    Ejercicio diario

Es  necesario realizar ejercicio diariamente para mantener en forma nuestra resistencia física, preservar el peso corporal y para una buena regulación de nuestro organismo, ya que así tendrás mucha más energía durante el día, además de que mejora nuestro estado de salud y nos ayuda a combatir enfermedades

El ejercicio físico hace que nuestotro cuerpo sea más resistente y fuerte, con una mayor coordinación para la ejecución de tareas en nuestro día a día.

Se recomienda como mínimo hacer diez mil pasos al día, en función del tiempi disponible, todo depende de la fuerza de voluntad y de si estás dispuesto a invertir tu tiempo en realizarlo.

4.    Planificación previa de las compras de alimentos

Es necesario realizar una planificación previa diaria o semanal, depende de donde quieras enfocar tu objetivo.

El hecho de hacernos un menú o una lista de la compra o de organizarnos lo que hace falta durante la semana, nos da la ventaja de saberlo en el momento y así, cuando vayamos a comprar, evitaremos el mítico “comprar de más” que muchas personas hacen inconscientemente.

Esto nos da la ventaja y posibilidad de solo comprar y consumir lo necesario, por eso es necesario planificar o al menos intentar tenerlo todo bajo control cuando se trata de conseguir una alimentación sana y equilibrada. 

5.    Evitar los alimentos ultra procesados

Esto ya lo sabemos todos, pero muchos alimentos procesados suelen estar muy bien escondidos o no se definen como tal y crean confusión hacia personas desinformadas.

Hemos de priorizar alimentos enteros y frescos, aunque a veces es imposible evitar el consumo de procesados, ya que están muy instaurados en nuestra alimentación.

No es malo consumirlos sin abusar de ellos, pero deberíamos evitarlos siempre que podamos, no son buenos para la salud y suelen crear una adicción inconsciente, sobre todo en los adolescentes.

Normalmente suelen estar repletos de azúcares añadidos, sal, grasas saturadas y aditivos; los cuales no deberíamos de consumir tan a menudo, sobre todo el azúcar y las grasas saturadas.

Hemos de reducir o minimizar la ingesta de grasas y azúcares si queremos mantener una alimentación saludable y libre de posibles enfermedades cardiovasculares.

6.    Priorizar los vegetales y la fruta

Es muy importante que los vegetales y la fruta sean parte de la alimentación, y sobre todo que sean el alimento principal de consumo, ya que nos aportan un sin fin de minerales, vitaminas y fibra, y además, pueden ser consumidos de mil maneras diferentes, y su consumo diario suficiente nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Es recomendable, como mínimo, un consumo de tres piezas de frutas diarias y dos porciones de verduras al día, así mantendremos nuestro organismo regulado y mejoraremos nuestra salud.

7.    Cocinar en casa siempre que sea posible

Con esto evitarás el consumo de comida rápida o lista para llevar, además se saber lo que estás cocinando en todo momento y eso te da la capacidad de controlar mejor las ingestas diarias.

Al ser una comida casera, tenemos la certeza de saber que ingredientes estamos consumiendo y cómo los cocinamos.

Esto nos da la posibilidad de un mayor consumo de productos frescos y enteros, ya que al cocinar en casa, además de experimentar y crear recetas deliciosas, hemos de comprar una mayor cantidad de productos enteros y frescos, lo cual es muy recomendable; y también te da la habilidad de regular las cantidades de especias o condimentos que le echas a tus comidas, con esto nos ahorramos una ingesta inconsciente e incontrolable de sal y azúcar.

8.    Intentar disminuir estrés

Uno de los puntos claves que ya hemos mencionado anteriormente, es la realización de ejercicio físico diario, esto nos ayudará en la disminución de estrés, y por ende evitaremos el consumo de alimentos innecesarios, ya que muchas personas tienden a usar el consumo de alimentos como una vía de escape para sentirse mejor o más calmados.

También,  es mejor planificarlo todo previamente, como ya hemos mencionado anteriormente.

Esto nos ayudará a evitar la acumulación de cosas por hacer en el último minuto y así evitaremos o reduciremos el estrés.

Si sueles ser una persona muy nerviosa que se estresa a la mínima, puedes realizar algún pasatiempo que te guste para poder desconectar, e incluso si así no surte efecto, te recomendaríamos la ingesta diaria de una infusión antes de dormir, para así ayudar a relajarte y mejorar la conciliación del sueño.

9.    Evitar picar entre horas

Lo más común, normal, e inconsciente que hacemos todas las personas.

Esto ocurre practicamente todos los días, como consecuencia de llevar nuestra alimentación a un segundo plano mientras estamos realizando otras actividades, como por ejemplo, ver la televisión, quedar con amigos, estudiar,etc.

Estas ingestas son realizadas sólo por el simple hecho de “hacer algo”.

Además de que lo habitual en estos casos es consumir productos ultra procesados o procesados, ya que son los que están más a mano y los más fáciles y rápidos de llevarnos a la boca; un error común en todos nosotros.

Si os gusta picar entre horas, priorizad las frutas o frutos secos, son una buena opción saludable, además de saciante.

Lo recomendado es realizar una ingesta diaria de tres a cinco comidas, dependiendo de tus necesidades alimentarias, ya que no todos tenemos el mismo límite de saciedad, y depende de los objetivos a realizar, hemos de consumir más o menos cantidad, pero siempre priorizando alimentos saludables.

10.  Dejar hábitos tóxicos

¿Que son hábitos tóxicos? Son, por ejemplo, el tabaco, el alcohol o las drogas.

Es necesario eliminar o intentar minimizar su consumo hasta no depender de ello.

Todos sabemos que no son buenos para la salud, sino que perjudican gravemente y  acortan nuestra esperanza de vida.

Además tenemos muchas más posibilidades de contraer enfermedades, como por ejemplo, el cáncer.

La fuerza de voluntad y los cambios a realizar dependen de uno mismo, pero no está de más pedir ayuda si no podemos lograr este objetivo solos.

Has de tener un motivo para la reducción progresiva de estos hábitos tóxicos, encontrar otra manera de saciar tus necesidades sin perjudicar a tu salud.

Lo principal, es mantenerse distraído y ocupado con cualquier cosa, muchos de los puntos hablados anteriormente pueden ayudarte a ello, has de plantearte seguir una vida larga y saludable, con los menores inconvenientes relacionados con la salud.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad y sigas nuestros consejos!!   Te deseamos una larga y sana vida!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

62 − = 59