Como elaborar pan casero

Como elaborar pan casero

Preparacion de pan casero

En el post de hoy, os vamos a explicar los diferentes tipos de pan que existen y sus cualidades nutritivas, y os daremos una receta de cómo hacer pan casero en casa de forma fácil y rápida.

El pan es un alimento básico en la cesta de la compra de todas las familias, a pesar de la mala fama que tiene: “el pan engorda”.

La verdad es que el pan, en cantidades moderadas, aporta excelentes nutrientes, es fuente de hidratos de carbono; si lo consumimos de forma integral, aporta fibra; las variedades que contienen semillas, aportan ácidos grasos de buena calidad y proteínas de origen vegetal.

Rico en vitaminas del complejo B y minerales como magnesio, fósforo, potasio y zinc, entre otros, dependiendo de la base que se utilice.

La Organización de Consumidores y Usuarios hace una breve descripción del cambio de la normativa sobre la calidad del pan:

https://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/informe/nueva-normativa-pan

Actualmente existen infinidad de variedades de pan y formas de preparación:

Pan germinado, de masa madre, de larga fermentación, con levadura y sin ella, entre otros.

Os hacemos un pequeño resumen a continuación:

Pan de trigo

Es la que más se utiliza para la elaboración de pan. Incluso los que se elaboran con harinas procedentes de otros orígenes, siempre llevan un pequeño porcentaje de harina de trigo, ya que es la encargada de la elasticidad y esponjosidad de la masa, por su contenido en gluten.

El pan de trigo puede ser blanco o con harina integral, la diferencia radica en el refinamiento de la harina del cereal. El pan integral, o de grano entero, sufre menos proceso en el refinamiento, agregando un mejor valor nutritivo, siendo rico en fibra, además de las vitaminas y minerales, aportando mayor saciedad. Es un poco más oscuro que el pan de harina refinada.

Pan integral con semillas
Pan integral con semillas

No obstante, aportan la misma cantidad de calorías, aunque el pan integral tiene un menor índice glucémico (parámetro que mide la rapidez con la que un carbohidrato puede elevar el azúcar en sangre), por lo tanto, es el más recomendado para personas que sufren diabetes.

Pan de trigo sarraceno

Conocido también como trigo negro o alforfón, mal llamado trigo, ya que no es un cereal, es de la familia de los vegetales, su ventaja es que no contiene gluten, por lo que es muy consumido por los celíacos y personas con intolerancia al gluten.

Nutricionalmente es muy bueno, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, convirtiéndolo en un alimento de buena calidad proteica.

Pan , semillas y flores de trigo sarraceno o alforfón
Pan , semillas y flores de trigo sarraceno o alforfón

Contiene buena cantidad de ácidos grasos insaturados, disminuyendo el colesterol LDL (malo) y aumentando el HDL (bueno). Tiene un gran poder antioxidante por su aporte en flavonoides.

A continuación, os dejamos una receta para animaros a probarlo:

https://www.conasi.eu/blog/recetas/pan-de-trigo-sarraceno/

Pan de espelta

Destaca por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico (aquellas que el cuerpo es incapaz de producir), y en cuanto al cultivo, el grano posee gran resistencia natural a plagas, por lo que se limita el empleo de pesticidas y resulta muy interesante para el cultivo ecológico.

Las principales propiedades nutricionales que podemos atribuirle al pan de espelta, es su mejor digestibilidad por su alto contenido en fibra, favoreciendo el tránsito intestinal, y por su menor contenido en gluten, pudiendo ser consumido por intolerantes a esta proteína. Esta variante del trigo contiene un mayor valor nutritivo.

Pan de centeno

El centeno contiene menos gluten que otros cereales, lo que le da ese aspecto denso y oscuro. Muchas veces se combina con trigo para aumentar la esponjosidad.

Su sabor característico amargo, combinado con caramelo o similares, lo hacen más apetecible.

Contiene gran cantidad de fibra alimentaria ya que se elabora a partir del grano entero, los minerales que destacan son hierro, calcio, magnesio y potasio, además de la buena calidad de ácidos grasos, como el linoleico, que participa en la reducción del colesterol en sangre. 

Este cereal se hace cada vez más famoso por sus beneficios a nivel intestinal y cardiovascular.

Pan de maíz

Cereal muy utilizado por los celíacos, ya que no contiene gluten. Rico en vitamina A, como todos los vegetales del mismo color, proporcionando grandes beneficios al sentido de la vista, al sistema inmune y al reproductor, entre otros.

Al ser dulce, y combinado con otros sabores como la vainilla o canela, es muy versátil para preparar panes dulces.

Pan de maíz casero organico
Pan de maíz casero orgánico

A continuación, os dejamos una receta de una variante para preparar pan dulce:

https://www.demoslavueltaaldia.com/receta/pan-de-maiz-sin-gluten

Pan germinado

Este tipo de pan es recomendado para aquellas personas que presentan algún tipo de intolerancia o alergia a las levaduras, ya que se elaboran con el grano germinado, lo que reemplaza a la levadura en su preparación. Este tipo de panes de grano germinado pueden ser de trigo, espelta, centeno, avena e incluso se pueden utilizar legumbres.

Los beneficios que presentan son, además de su mayor valor nutricional por la modificación del grano son su mejor digestibilidad aumentando la asimilación de todos sus nutrientes, pudiendo aprovecharlos mejor y mejorando asimismo su sabor, ya que la germinación disminuye su amargor.

Os dejamos una receta con trigo sarraceno germinado: https://artcoolsalud.com/pan-de-trigo-sarraceno-germinado-y-antiinflamatorio/

Pan con masa madre o prefermento

Este tipo de pan casero se ha hecho famoso durante el confinamiento, ya que requiere de un proceso largo, delicado y que debemos vigilar con mucho cuidado.

La masa madre es un ingrediente utilizado en los panificados artesanales para aumentar el sabor, esponjosidad y sus características nutritivas.

Tal como su nombre lo indica, es el prefermento para preparar un rico pan.

Se requiere harina de cereales (preferentemente integral, ya que las levaduras se encuentran en la cáscara), agua y entre 4 a 6 días para que fermente.

La masa origina no incorpora levadura, ya que la harina con la que se prepara contiene elementos de fermentación naturales.

Cómo preparar Masa Madre paso a paso

Ingredientes:

  • Harina integral
  • Agua (mineral) o con bajo contenido en cloro
  • Recipiente de vidrio, previamente esterilizado con agua bien caliente , sin olvidar que la masa crecerá, por lo que el recipiente debe tener un tamaño adecuado.

Preparación:

  • Mezclamos la misma cantidad de harina y agua en el recipiente, hasta que quede homogéneo. Podría ser 1 vaso de cada uno de los infredientes.
  • Tapamos el recipiente con un trapo y dejamos reposar a temperatura ambiente (alrededor de los 20ºC sería ideal para que se desarrollen las levaduras), durante un día.
  • Pasadas las primeras 24 horas, añadimos harina de fuerza (un vaso), agua y un vaso de azúcar (la cual servirá de alimento a las levaduras que comenzaron a desarrollarse), e integramos todos los ingredientes nuevos.
  • El día 3, se formarán burbujas en la superficie, aumentará de volumen y se apreciará el olor a levaduras (no debe ser desagradable). Debemos repetir el procedimiento del día anterior, sin azúcar.
  • El cuarto día, debemos retirar el líquido que queda en la superficie del frasco y añadimos harina de fuerza (1 vaso). Se mezcla y deja reposar en las mismas condiciones que en las anteriores.
  • Después de otras 24 horas (en total fueron 5 días), la masa estará lista para utilizar en panes, pizzas u otro tipo de panificados.

¿Cómo preparar el pan casero con masa madre?

Ingredientes:

  • Harina de trigo de fuerza 500 gramos.
  • Sal 5 gramos.
  • Agua 300 ml.
  • Masa madre 100 gramos.

Preparación:

Sobre una superficie limpia, enharinamos y formamos un volcán con la harina e introducimos todos los ingredientes en el centro. Mezclamos todo, amasamos y dejamos fermentar en nevera (entre 15h. y 24 horas, depende de varios factores como la temperatura o la consistencia que queremos obtener).

Dividimos la masa, según la cantidad de barras o la forma que queramos darle.

Horneamos a 200º durante 30 minutos, cuando se comience a observar el típico color del panificado, lo sacamos y ya podemos disfrutarlo.

A continuación, os dejamos el boletín oficial completo que describe cuales son las normas de calidad del pan (integral, de masa madre, artesano, e industrial, entre otros):

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-6994

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

6 + 2 =